Divisibilidad con atención plena

No hay nada como poner una pegatina en la frente para conseguir la atención del grupo. Esta es otra de las cosas que aprendí con Cayetana Rodenas en yoga para niños y que he adaptado a mis clases de matemáticas.

Aunque esta actividad la he llevado a cabo para trabajar la divisibilidad, en realidad se puede adaptar a cualquier asignatura. De hecho, mi compañera de ciencias la aplicó para trabajar los planetas y el sistema solar.

La idea es la siguiente:

pongo en la frente de cada alumno (con los ojos cerrados) una pegatina con un número entre el 1 y el 100 (hay números repetidos y se lo digo para que no descarten opciones mirando los números de los demás). Cada alumno dispone de una tabla del 1 al 100 para ir tachando y debe ir haciendo preguntas para adivinar el número que tienen en la frente. ¡Ojo! Sólo valen preguntas de divisibilidad: “¿Es múltiplo de…?, ¿es divisor de..?, ¿es primo?, ¿es compuesto? Trabajamos la actividad en grupos de cuatro.

Les presenté esta actividad, que llevaríamos a cabo en la clase siguiente: un alumno salió a la pizarra a modo de ejemplo, le puse un número en la frente y empezó a hacerle preguntas al grupo entero. Luego salió otra alumna. Ya desde este momento a modo de presentación la actividad tuvo muy buena acogida y observé como el grupo al completo estaba atento al número y a si era adivinado.

La actividad tuvo muy buena acogida por parte del alumnado, que estuvo trabajando toda la hora con entusiasmo y atención plena y por tanto afianzando los conceptos de divisibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *